Mitos y hechos acerca de enfermedades Mentales y adicciones

Casi 1 en 12 personas son afectadas por la adiccion.

Mitos: Adicción es una mala costumbre, el resultado de debilidad moral y demasiada indulgencia.
Hechos: Adicción es una condición crónica, que amenaza la vida, tales como la hipertensión, arterioesclerosis, y diabetes de los adultos.
Hechos: La adicción tiene sus raíces en susceptibilidades genéticas, circunstancias sociales y conducta personal.
Hechos: Ciertas drogas son altamente adictivas, que rápidamente causan cambios bioquímicos y estructurales en el cerebro. Otros pueden ser usados por periodos de tiempo más largos antes que comiencen a causar deseos inevitables y compulsivos.

Mitos: Individuos malos, estúpidos, y locos son los más susceptibles para llegar a ser adictos a alcohol y drogas.
Hechos: Adicción es una enfermedad de oportunidad igualitaria. No discrimina de ninguna manera en contra de ninguna clase de personas. Toca por igual a individuos en todas las categorías étnicas, socio-económicas, inteligencias, y de bienestar emocional.

Mitos: Si un adicto tiene suficiente fuerza de voluntad, él o ella pueden dejar de abusar alcohol y de usar drogas.
Hechos: Pocas personas adictas al alcohol y otras drogas pueden simplemente dejar de usarlas, no importa cuán fuerte sea su resolución interior. La mayoría necesitan por lo menos un curso de una sustancia estructurada de tratamiento de abuso para acabar con su dependencia de alcohol y otras drogas. Algunos consiguen la sobriedad por medio de participación en organizaciones de la comunidad (p.ej., Alcohólicos Anónimos), pero los porcentajes de reincidencias bajo estas condiciones son muy altos. El sistema más efectivo es uno que combina tratamiento estructurado y un apoyo basado en la comunidad.

Mitos: Muchas personas reinciden, por lo tanto es obvio que el tratamiento no funciona.
Hechos: Como cualquier otro tratamiento médico, los centros de tratamiento no pueden garantizar una recuperación de por vida. La reincidencia es con frecuencia parte del proceso de recuperación; siempre es posible y se puede tratar. Aunque en el caso de que una persona nunca consiga abstinencia perfecta, el tratamiento de adicción puede reducir el número y la duración de las reincidencias, disminuir la incidencia de problemas relacionados, tales como crimen y mala salud, mejorar la habilidad del individuo de funcionar en la vida diaria y fortalecer al individuo para que pueda enfrentarse mejor con la próxima tentación o deseo. Estas mejoras reducen el costo social y económico de la adicción.

Mitos: Personas con problemas de alcohol y otras drogas deben atender programas de tratamiento de hospitalización de 28 días, donde se “secan” y salen como individuos nuevos, curados de sus problemas.
Hechos: Se proveen tratamientos en diferentes situaciones, en diferentes maneras, y por tiempos diferentes. Se proveen en hospitales, facilidades residenciales, clínicas independientes y oficinas privadas de consejeros y terapistas. El tratamiento es seguido de un “tratamiento continuado”, en el cual el individuo participa en uno o más niveles de cuidado. Estos niveles varían de altamente restrictivos e intensivos a poco restrictivo e intensivos, como lo siguiente:

  • Destoxificación Médicamente supervisada
  • Tratamiento intensivo residencial
  • Cuidado Extenso residencial
  • “Halfway house,” o vivienda apoyada
  • Hospitalización parcial, o tratamiento diurno
  • Tratamiento intensivo para pacientes de consultorio
  • Tratamiento de apoyo para pacientes de consultorio
  • Cuidado continuado
  • Consejería y terapia individual

Mitos: Una vez que consigue la sobriedad, ya sea con o sin el beneficio del tratamiento, la mayoría de los individuos pueden eventualmente retornar al uso social de alcohol y/o drogas.
Hechos: Adicción es una condición crónica que no desaparece, aun después de periodos extensos de sobriedad. Esto es cierto sin considerar cuál sea la droga de elección, nivel de control propio o duración de la abstinencia.

Mitos: Un individuo que está adicto a una droga o familia de drogas puede pasar por tratamiento y recuperarse de su adicción a esa droga en particular y aun usar impunemente otras drogas.
Hechos: Adicción-cruzada casi siempre ocurre cuando un adicto trata de cambiar drogas, sin consideración de razones. Adicción cruzada invariablemente toma la forma de uno o dos posibles resultados: 1) El individuo rápidamente llega a ser adicto a la segunda sustancia, o 2) El individuo retorna a la droga original mientras está bajo la influencia de la segunda.

Mitos: Hemos llegado al los límites de lo que podemos hacer para tratar adicciones.
Hechos: Cuando más aprendemos sobre adicciones, tanto más efectivos se convierten los tratamientos. Aun cuando los métodos de tratamientos actuales están lejos de ser perfectos, los proveedores de los tratamientos actuales son desafiados de extender su conocimiento base y hallar sistemas más efectivos de prevención, intervención, y tratamiento.

Fuente de información: http://www.alcoholanddrugabuse.com/article2.html

MAS...

Campaign Partners

Folk Time        Pamplin Media Group        Clackamas County Health, Housing and Human Services