Mitos y hechos acerca de Las enfermedades mentales y adicciones

Las Enfermedades mentales y adicciones pueden sucederle a cualquiera.

Mitos: No hay esperanza para personas con enfermedades mentales.
Hechos: Hay más tratamientos, estrategias, y apoyo de la comunidad que nunca antes, y aun hay más en el horizonte. Personas con enfermedades mentales llevan una vida activa y productiva.

Mitos: Yo no puedo hacer nada por alguien con que tiene una enfermedad mental.
Hechos: Usted puede hacer mucho, comenzando con su manera de actuar y con su manera de hablar. Usted puede fomentar un medio ambiente que edifica los puntos fuertes de las personas y promueve buena salud mental. Por ejemplo:

  • Evite ponerle apodos a las personas con términos tales como “loco,” “descabezado,” “lunático” o por su diagnóstico. En vez de decir de alguien que es un "esquizofrénico" diga "es una persona con esquizofrenia."
  • (Aprenda los hechos) acerca de salud mental y compártalos con otros, especialmente si oye algo que no es cierto.
  • Trate a las personas con enfermedades mentales con respeto y dignidad, como usted trataría a cualquier otra persona.
  • Respete los derechos de personas con enfermedades mentales y no discrimine en contra de ellos cuando se trata de vivienda, empleo o educación. Al igual que con otras personas con discapacidades, personas con necesidades de salud mental están protegidas bajo las leyes Federales y Estatales.

Mitos: Personas con enfermedades mentales son violentas e impredecibles.
Hechos: En realidad, la amplia mayoría de las personas que tienen necesidades de salud mental, no son más violentas que cualquier otro. Usted probablemente conoce a alguien con una enfermedad mental y ni siquiera lo nota.

Mitos: Las enfermedades mentales no me pueden afectar a mí.
Hechos: Las enfermedades mentales son sorprendentemente comunes; ellas afectan a casi cada familia en América. Las enfermedades mentales no discriminan –pueden afectar a cualquiera.

Mitos: Las enfermedades mentales son lo mismo que el retardo mental.
Hechos: Estos son dos desórdenes diferentes. Un diagnóstico de retardo mental se caracteriza por limitaciones en las funciones del intelecto y dificultades en ciertas habilidades del diario vivir. En cambio, personas con condiciones de enfermedades mentales que causan cambios en el razonamiento de una persona, humor y conducta, tienen funciones intelectuales variadas, así como el resto de la población en general.

Mitos: Las enfermedades mentales vienen por tener un carácter débil.
Hechos: Las enfermedades mentales son un producto de la interacción de factores biológicos, psicológicos y sociales. Los estudios han demostrado que factores genéticos y biológicos están asociados con esquizofrenia, depresión, y alcoholismo. Influencias sociales, tales como la pérdida de un ser querido o un empleo, también pueden contribuir al desarrollo de varios desórdenes.

Mitos: Las Personas con enfermedades mentales no pueden aguantar el estrés de mantener un empleo.
Hechos: En esencia, todos los empleos son estresantes hasta cierto punto. La productividad se maximiza cuando hay una buena combinación entre las necesidades del empleador y sus condiciones de trabajo, aunque el individuo tenga o no tenga necesidades de salud mental.

Mitos: Las personas con necesidades de salud mental, aun aquellos que han recibido tratamientos eficaces y se han recuperado tienden a ser empleados de segunda categoría en su empleo.
Hechos: Los empleadores que han contratado personas con enfermedades de salud mental reportan que estas personas tienen buena asistencia y son puntuales, así como también motivación, calidad de trabajo y constancia en su trabajo está a la par o mayor que otros empleados. Estudios hechos por el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH) y la Asociación Nacional para los Enfermos Mentales (NAMI) demuestra que no hay diferencias en la productividad cuando se comparan personas con enfermedades mentales con otros empleados.

Mitos: Una vez que personas desarrollan una enfermedad mental nunca se recuperan.
Hechos: Los estudios comprueban que la mayoría de personas con enfermedades mentales mejoran, y se pueden recuperar totalmente. Recuperación se refiere al proceso por el cual las personas pueden vivir, trabajar, aprender y participar en plenamente en sus comunidades. Para algunos individuos, recuperación es la habilidad de vivir una vida satisfaciente y productiva. Para otros, recuperación implica la reducción o remisión completa de síntomas. La ciencia ha demostrado que el hecho de tener esperanza tiene un papel principal en la recuperación de un individuo.

Mitos: Terapia y ayuda propia son un desperdicio de tiempo. ¿Por qué molestarse cuando puede tomar una pastilla de las cuales oye por la TV?
Hechos: El tratamiento varía dependiendo del individuo. Muchas personas trabajan con terapistas, consejeros, sus compañeros, psicólogos, psiquiatras, enfermeras, trabajadores sociales en su proceso de recuperación. También usan estrategias de ayuda propia y apoyo comunal. Muchas veces esto métodos se combinan con los medicamentos más avanzados que están a disposición.

Mitos: Los niños no experimentan enfermedades mentales. Sus acciones son solamente el producto de la educación que le dan sus padres.
Hechos: Un reporte del Presidente de la Comisión de Nueva Libertad sobre Salud Mental demostró que en cualquier año 5-9% de niños experimentan serios disturbios emocionales. Igual que las enfermedades mentales de los adultos, estas son condiciones clínicamente diagnosticables de salud, que son un producto de la interacción de factores biológicos, psicológicos, sociales y algunas veces factores genéticos.

Mitos: Los niños se portan mal o fallan en la escuela solamente para atraer la atención.
Hechos: Los problemas de conducta pueden ser síntomas de desórdenes emocionales, de conducta, mentales, y no solamente maneras de conseguir la atención. Estos niños pueden tener éxito en la escuela con la comprensión adecuada, atención y servicios de salud mental.

Fuente de información: http://promoteacceptance.samhsa.gov/publications/myths_facts.aspx?printid=1&

MAS...

Campaign Partners

Folk Time        Pamplin Media Group        Clackamas County Health, Housing and Human Services